Instrucciones para el piso de bambú

El piso de bambú, si se instala correctamente, es un material para cubrir pisos durable y decorativo. Esta superficie se fabrica con un rango de humedad del 6 al 9 por ciento. Al ser instalado, debe ser protegido de la humedad antes durante y después de la instalación. El objetivo del manual de instalación es guiar al instalador para que obtenga un piso perfecto. Si una pieza de bambú pareciera que no es adecuada al trabajo que se busca (el acabado de fabrica por ejemplo), el instalador no deberá usar esta pieza.

 

Antes de la instalación

 

 El bambú deberá ser entregado en el sitio de construcción cuando menos 72 horas antes de su instalación. Es necesario abrir las cajas y las tiras de bambú deberán ser distribuidas en el cuarto en donde se instalarán. La calefacción o el aire acondicionado debe estar prendido y operando en sus niveles normales, para que las tiras de bambú se aclimaten a su ambiente. Evite el descargar el piso en condiciones humedas tales como lluvia, nieve, granizo, etc. La humedad absorbida por el piso provocará que este se expanda. Si el piso llegase a ser instalado antes de que se aclimate, las tiras se encogerán a su nivel de humedad normal. Este encogimiento puede provocar hoyos o espacios lo cual producirá problemas con el acabado del piso.

 

 El piso de bambú puede ser instalado con un bajo-piso de madera. El nivel de humedad del bajo-piso al momento de la instalación deberá estar en el rango de 6 a 10 por ciento. En la construcción de un edifico por ejemplo, antes de que el edificio se cierre, el bajo-piso tal vez absorba humedad al ser expuesto directamente a la lluvia y al intemperie. El edificio debera ser cerrado y secado antes de la instalación del piso de bambú. Los bajo-pisos que son construidos con láminas estandard de 18 mm de ancho certificadas (OSB) o de madera tratada son la mejor superficie para instalar el piso de bambú. También se podrá utilizar láminas de madera tratada de 15 mm de ancho, pero las láminas de 12 mm no son suficientemente resistentes y no cumplen con los requisitos para instalar un piso de bambú ya que no son lo suficientemente firmes para sostener los clavos.

 

 Los edificios con una fundación espaciada deberán tener una barrera de vapor la cual deberá ser instalada entre la tierra y el bajo-piso. Esta barrera minimizará el efecto de la humedad que se evapora dentro del espacio libre la cual puede llegar a traspazar el bajo-piso y eventualmente el piso de bambú. La barrera de vapor pueden ser láminas de polietileno de 4 a 6 mm las cuales deberán ser colocadas en el piso del espacio libre. Se requiere de una ventilación adecuada para evitar la acumulación de humedad. Se deberán dejar cuando menos dos ductos de ventilación abiertos todo el año, además el edificio deberá estar cerrado completamente antes de la instalación del piso. El concreto recientemente instalado emite muchos galones de humedad y el agua se evapora y penetra en la atmosfera del edificio, por lo tanto se deberá evitar el poner concreto una vez que el piso haya sido instalado y se deberá considerar un mínimo de 60 días de curación antes de instalar el piso. Algunos tipos de concreto llegan a requerir de varios meses de curación antes de que se elimine completamente la humedad.

 

Instalación

 

 El piso de bambú debera instalarse de forma similar a otros tipos de piso de madera dura. Antes de la instalación el instalador deberá asegurarse de que la superficie de bajo-piso esté sólida, nivelada, limpia y seca. Deberán hacerse las pruebas necesarias para determinar la humedad. Deberá instalarse directamente sobre el bajo-piso una capa de papel para edificio de quince libras (papel de brea). Este papel minimizará los rechinos causados por pequeños movimientos del piso de bambú una vez instalado y también ayuda a reducir problemas de humedad. La diferencia entre el nivel de humedad del bajo-piso y el piso de bambú no deberá ser mayor de 4% y entonces el piso de bambú podrá ser instalado. El bambú es un producto natural y existe una variación natural en el color de cada pieza del piso de bambú por lo que es importante trabajar con cuatro o cinco cajas a la vez para asegurarse de obtener una mezcla homogenea de coloración.

 

Métodos para clavado

 

 Para instalar láminas de piso de bambú de 18 mm de ancho se requiere clavos (crampones) de 50 mm de largo, o sino grapas para piso calibre 15 de 50 mm con una corona de 12 mm. Para instalar piso de bambú de 15 mm de ancho se requiere clavos o grapas de 30 a 36 mm de largo. Estos sujetadores se instalan usando una maquina para clavar neumática u operada mecánicamente las cuales golpean con un martillo de cabeza de goma para empujar cada lámina junto a la siguente y la cual al mismo tiempo dispara el clavo o la grapa por la lengua del piso de bambú fijándola en el bajo-piso.

 

 Un espacio adecuado entre cada clavo es vital para un piso de bambú que dure mucho tiempo sin problemas. Se recomienda un espacio de 200 a 250 mm a todo lo largo de cada pedazo de piso. Cada lámina de piso deberá ser clavado al menos a 100 mm de separación del borde. Durante la instalación se recomienda marcar con gis en el piso de brea las lineas de espaciamiento de los clavos. Esto le permitirá al instalador identificar fácilmente la localización de cada clavo.

 

Método para pegado

 

 El piso de bambú puede ser instalado igualmente sobre una base de concreto con pegamento (se recomienda una barrera de humedad aun si se usa una plataforma de madera como bajo-piso). Una vez mas, se recomienda que el instalador trabaje sobre una superficie plana, limpia y seca. Siempre verifique la humedad de la base de concreto y una vez que el bajo-piso esté listo para usarse, pegue directamente el piso sobre la base de concreto o sobre la plataforma de madera.

 

Pulido y acabado

 

 El piso de bambú puede ser pulido como cualquier otra superficie de piso de madera dura. Barra el piso justo antes de pulirlo. El pulir y terminar el piso de bambú deberá ser una de las últimas etapas de un proyecto de construcción. Esto protegerá el piso de las pisadas de otros trabajadores que aún estén trabajando. El pulir pisos involucra una pulidora especial para pisos, pulidora de ejes y posiblemente una pulidora con un disco para la lija.

 

 Se recomienda comenzar con los trabajos de terminado del piso de una a tres semanas después de su instalación. Una vez mas, el piso deberá estar aclimatado y esto dependerá de la localización geográfica, el control interno del clima y la época del año. El pulido empieza con una lija dura o mediana. Una vez lijado todo el piso con una lija dura, repita la operación con una lija mediana y termine con una lija mas fina. Con este proceso obtendrá una superficie de piso fina y lista para terminarse.

 

 Después de pulir el piso, asegúrese de aplicar la primer capa de terminado el mismo día que haya terminado de pulir el piso ; esto evitará que la humedad penetre en la superficie del piso lo cual podrá resultar en una apariencia dura con granos.

 

 Los pisos de bambú pueden ser terminados cuando menos tres veces si se lleva a cabo un mantenimiento y cuidado adecuado. El acabado puede ser dañado con zapatos de tacón, pedazos de piedra, grava y rayones. Los muebles deben tener protecciones para deslizar para proteger el piso. Puede ser que el sol decolore un poco el terminado.

 

 El piso puede ser terminado con productos que se usan normalmente para otros tipos de piso duro como selladores penetrantes, con manchas coloridas, uretanos a prueba de humedad y poliuretanos.

 

 Las técnicas de pulido y terminado requieren de gran habilidad y se recomienda, para mejores resultados, el contratar pulidores de piso profesionales.

 

Resistencia a la humedad

 

 El piso de bambú está fabricado del bambú de mas alta calidad disponible. Tiene propiedades de estabilidad que sobrepasan la mayor parte de los productos de piso de madera. De cualquier forma, debe considerarse que el bambú es un producto sólido y natural y se expanderá naturalmente si se expone a la humedad, pero normalmente se expande mucho menos que otros tipos de piso de madera. El exceso de humedad puede provocar bordes o curveado por lo cual es importante utilizar el aire acondicionado o deshumidificador en los meses mas húmedos, la expansión y contracción del piso no son considerados como defectos de fabricación. La aclimatación adecuada del bambú antes de su instalación puede ayudar a minimizar este fenómeno natural.

 

 Permita cuando menos 20 mm de espacio paralelo a las direcciones que coloque el piso.